Cuatro Xueces, el monte de la encrucijada

Por Denis Soria – GT nº 219

Mientras atravesaba el lago Pirailla un 14 de febrero de 1952, en el borde entre Argentina y Chile, Ernesto Guevara cavilaba sobre la sensación de cruzar una frontera; «un momento parece partido en dos» escribió. Desde una mirada inocente, estas líneas imaginarias son una de tantas escusas que nos inventamos los mayores para hacer el mundo más complicado, pero es cierto que hay algunas que guardan un cierto encanto. Me refiero a fronteras como la que llega a pasar por en medio de la aldea de Riudenore, convirtiendo a algunos vecinos en portugueses y a otros en españoles. Otras, como La Triple Frontera, separa Brasil, Paraguay y Argentina. Pero también encontramos “tetrafinios”, como el turístico Four Corners Monument, en el que convergen las divisorias de Arizona, Colorado, Nuevo México y Utah. Todo ello superpuesto en mitad del territorio de los indios yute, que lógicamente tendrá sus propios límites…

IMGP0050

La Llomba, con el Picu Fariu y Cuatro Xueces. Fotografía: asturiasparadisfrutar.es

En Asturias tenemos también un peculiar tetrafinio interior, La Peña los Cuatro Xueces, donde confluyen los conceyos de Gijón/Xixón, Sariegu, Siero y Villaviciosa. Esta peña forma parte de una pequeña sierra cercana a la costa llamada La Llomba, coronada por las elevaciones del Picu Fariu (737 m), El Cimeru (687 m) o la propia Cuatro Xueces (665 m), entre otros. Ésta es una pieza de un sistema más amplio constituido por los montes de Deva (424 m) y El Llagón (582 m).

El propio Jovellanos escribió sobre la visita que realizó a esta zona en octubre de 1790 a propósito de la «tercera expedición de minas»1, saliendo de Oviedo/Uvieo por la mañana para acabar bajando a comer a Valdesoto «magníficamente» después de una excursión redonda. Hoy una ruta circular de pequeño recorrido (PR-AS118) nos permite seguir en parte los pasos del ilustrado gijonés a lo largo de 13 km (unas 4 horas), siendo un paseo muy recomendable para hacer con amigos o familia.

xjgfjgfdj

El Ḥuín y El Picu’l Sol tienen la misma altura (439 m). Fotografía: Denis Soria

Podemos comenzar en la capilla de La Milagrosa en Riosecu (Caldones), a donde podemos llegar desde Gijón/Xixón por la carretera AS-228 para luego tomar el Camín de Caldones. Desde aquí subiremos hasta el área recreativa de Los Llagos y continuaremos por el Camín de Salientes para adentrarnos poco a poco en un bosque de pinos de Monterrey mientras dejamos tras nuestra una panorámica fascinante de la villa de Gijón/Xixón.

4545

Subiendo al Paragüezos. Fotografía: Denis Soria

A partir de este punto descubriremos todos los matices del adjetivo “pindio”, por lo menos hasta llegar a Paragüezos (541 m). Se hace un tanto interminable, aunque podemos hacer una parada en el primer mirador, con unas vistas muy guapas a El Monte Fano (con El uín 439 m) y al Picu Carbonera (539 m), ya en Siero. El camino se abre en una gran ería desde donde veremos la erizada de antenas sobre el Picu Fariu, dejando los pinos a mano derecha. No nos llevará mucho tiempo llegar al área recreativa de La Llomba de Siero, lugar perfecto para comer el bocadillo bajo la sombra de… Adivinad. ¡Sí, más pinos!

wgdsfgsdfg

Los pinares alóctonos no son bosques, sino cultivos, sin apenas biodiversidad. Fotografía: Denis Soria

Es recomendable bajar un momento hasta el mirador de La Fumarea, con la cantera de Narzana en primer plano, para fotografiar una panorámica impresionante de toda la zona central asturiana; Sariegu, Siero, Noreña, Oviedo/Uvieo… y por supuesto toda la Cordillera Cantábrica, de la que podremos reconocer montes como L’Aramo, Penubina o incluso los célebres Picos de Europa.

17

Picos de Europa, imponentes desde La Fumarea. Fotografía: Denis Soria

zvsdgsg

Vista de Oviedo/Uvieo, Siero y Noreña. Fotografía: Denis Soria.

jhvjvl

Hacia el Picu Fariu. Fotografía: Denis Soria.

Reanudamos la ruta hacia el Picu Fariu (737 m), que consta de dos cumbres (La Cima y La Cimera), aunque tendremos que buscar su vértice geodésico entre un bosque de antenas. Bajando por el encanto de un camino entallado entre la alambrada de los pastos de La Campa Cima y la soledad de los sitios altos las vistas son privilegiadas, pudiendo observar el norte de los conceyos de Villaviciosa y Gijón/Xixón, con el puerto de El Musel, que desde aquí parece de juguete… Y qué decir de El Sueve, sublime, porque parece que está a un paso. Cuesta abandonar el lugar.

12

Por La Campa Cima, ente Sariegu y Siero. Fotografía: Denis Soria

hvkhckhgc

El Sueve, formidable. Fotografía: Denis Soria.

Volvemos al pinar, La Peña los Cuatro Xueces nos da la bienvenida. Su aspecto es el de un área recreativa, con un prado y bancos, pero no pasa desapercibida. La leyenda afirma que antiguamente los jueces o corregidores de los cuatro conceyos mencionados subían en romería hasta aquí para reunirse en la gran mesa de piedra de la peña, una tradición recuperada en 1981. Realmente no hay constancia documental de ninguna asamblea entre alcaldes a lo largo de la historia, por lo que lo más probable es que simplemente sea una analogía que remita a la máxima autoridad de las cuatro circunscripciones. De hecho contamos con un paralelismo en Carreño, donde hallamos La Fonte los Cuatro Cures, situada en el punto de confluencia de cuatro parroquias. Lo que no se discute es que la peña es con diferencia la cota más alta del conceyu de Gijón/Xixón (665 m).

21

Llegando a Cuatro Xueces. Fotografía: Denis Soria.

19

Junto a la mesa de los xueces. Fotografía: Denis Soria.

Pero la cosa tiene miga y es que Cuatro Xueces pudo servir de frontera no solo para el mundo los vivos. Hay quien especula acerca de que la mesa de piedra pudiera corresponder a la cubierta de un dolmen, de ser así conectaría con los campos tumulares de los montes de El Llagón y Deva, espacios que sirvieron a lo largo de los milenios como marcadores de territorio. Por el contrario, es importante tener en cuenta que la parroquia gijonesa donde nos encontramos, Valdornón (derivado de Valderranón o Valle de Ranón), perteneció a Siero hasta el siglo XIII aproximadamente, por lo que la peña no siempre hizo de frontera (por lo menos con Gijón/Xixón).2

18

El Valle de Pión. Fotografía: Denis Soria

Dejando la peña atrás, el camino ofrece una vista espléndida sobre’l Valle de Pión hasta el viaducto del Ríu España, en Villaviciosa, magnífico. El resto de la bajada hasta Riosecu está colmada de cultivos de pinos de Monterrey (pinus radiata), resultado de las repoblaciones del ICONA. A favor de esta especie invasora diremos que fue gracias a los trabajos de construcción de un vivero en los años 70 que se hallaron un par de hachas prehistóricas en El Llagón.3

En lo referente a otras especies silvícolas destaca la presencia de abetos de Douglas (pseudotsuga menziesii) y eucaliptos (eucaliptus globulus), pues la vegetación original se reduce a unos pocos robles, sauces o alisos despistados y a algún que otro acebo (ilex aquifolium).

23

Repoblación reciente de pino de Monterrey. Fotografía: Denis Soria

El descenso cruel concluye en un lavadero de Valdornón. No es muy vistoso, es de cemento y no tiene un ápice de piedra o de madera, pero la presencia de renacuajos y tritones demuestra que su agua está libre de contaminación. Que no quede sin mencionar el simpático letrero prohibiendo lavar el coche bajo sanción de 25.000 pesetas. No te la juegues, por favor, que a ver dónde las encuentras ahora.

24

Lavadero de Valdornón, precioso, de cemento. Fotografía: Denis Soria.

25

Tritón alpino, una de las dos subespecies asturianas. Fotografía: Denis Soria.

El resto del camino, hasta el final, es un paseo bucólico por el Valle de Riosecu, donde podemos abstraernos contempando la calma de los hórreos, las caserías y las vacas pacer. Cuesta creer que siga siendo Gijón/Xixón…

27

Valle de Riosecu. Fotografía: Denis Soria

3

Casa y hórreo con corredor. Fotografía: Denis Soria.

hknk

Valdornón. Fotografía: Denis Soria.

Referencias

  1. Caso González, J. M.; Bernardo Canga Meana, C., 2006, “Jovellanos y la naturaleza”. Fundación Foro Jovellanos: 185. URL: https://books.google.es/books?id…
  2. D’Andrés, R. “Diccionariu Toponímicu del Conceyu de Xixón”. Ayuntamientu de Xixón: 203. URL: http://canales.elcomercio.es/extras/documentos/diccionarioasturiano.pdf
  3. Friera Suárez, F.; “Dos hachas pulimentadas procedentes de El Llagón”. URL: http://www.fundacioncardin.es…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies