©BeltainePhoto

©BeltainePhoto

©BeltainePhoto

©BeltainePhoto

Inicio

Presumimos de Asturias. El Principado es verde y azul, un Paraíso Natural con la mayor concentración de Europa de paisaje protegido (casi la mitad de su territorio). Los profundos valles occidentales, las montañas de la Cordillera Cantábrica con sus máximas alturas en los Picos de Europa y la cercanía de éstos al mar definen la personalidad de este Paraíso Natural.

Pero hay más. Presumimos del extraordinario patrimonio histórico-artístico del Principado. Desde sus espléndidos yacimientos prehistóricos, cinco de los cuales son Patrimonio de la Humanidad, hasta hoy. Por el camino la huella de Roma; del incomparable Prerrománico Asturiano, único en el mundo y símbolo de la Monarquía Asturiana, seis de cuyos edificios son Patrimonio de la Humanidad; de todo tipo de vestigios de la época medieval y  moderna, tanto civiles como religiosos, sin olvidarnos del cada vez más reconocido patrimonio industrial. Pero Asturias no vive sólo del pasado. También del presente, con equipamientos culturales de primer orden como el Centro Cultural Internacional Óscar Niemeyer, la renovada Laboral Ciudad de la Cultura o el Palacio de Congresos de Calatrava.

Presumimos de autenticidad. El patrimonio etnográfico asturiano es inabarcable. Multitud de hórreos, paneras, molinos, boleras… salpican el paisaje de Asturias. La artesanía se resiste a desaparecer y todavía es posible encontrar trabajos de madera, de cestería o de azabache, este último considerado uno de los mejores del mundo por su calidad.

Presumimos de gastronomía. La costa cantábrica proporciona todo tipo de productos de mar de altísima calidad. Platos contundentes como la fabada y el pote asturiano o postres como el arroz con leche son inexcusables. Las carnes son excelentes, dándose en Asturias, además de la cabaña porcina, las tres cabañas que permiten que sea la más importante mancha quesera de Europa: la cabaña ovina, bovina y caprina. Buque insignia de los quesos es el famosísimo Cabrales. Pero, sin duda, la idiosincrasia de Asturias está en la sidra. Es el lugar europeo donde se documenta la mayor antigüedad en su consumo. Beber sidra forma parte de un antiquísimo ritual social y cultural.
Deje que le mostremos por qué presumimos de Asturias.

 

Asturias paraiso natural

30 años disfrutando del paraíso natural

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies